Make your own free website on Tripod.com

2 Ago 2003 – Argentina

Habían pasado algunos minutos después de las 2 de la madrugada, cuando el cielo se iluminó en el sur mendocino.

Una luz potente y fuerte enceguecía a quien se animaba a observar el objeto que atravesaba el cielo. El blanco azulado se transformó casi en un rojo fuego y a los pocos segundos, se produjo una fuerte explosión con una onda expansiva que se trasladó por cientos de kilómetros. Tanto que el estruendo se escuchó hasta en el sur de San Luis.

Vecinos de San Rafael, Alvear y Malargüe, en la provincia de Mendoza, se despertaron asustados, todos temían lo peor; era como un terremoto. Otros en cambio, cuyos testimonios se escucharon en las radios sureñas durante toda la mañana, fueron los testigos privilegiados de un hecho sin precedentes para esta región de Mendoza: la caída de un meteorito.

Según creen los especialistas, al entrar a la atmósfera terrestre se habría fragmentado y esparcido en la extensa geografía sureña.